Fernande Olivier y las mujeres de Picasso. Parte 3

«Soy Fernande Olivier. Su primera pareja. A principios del siglo XX. Estuve  con él siete años de 1904 a 1911. Fui su compañera fiel en los años de pobreza cuando él no era nadie, pero no supe serlo en los años de prosperidad». ¡Ven a conocer su historia con nuestro Tour Gratis Málaga!

 

Fernande Olivier conoció a Pablo Picasso en París. Ella fue musa, administradora, cocinera y mucho más en una casa de los altos Montmartre que el poeta Max Jacob había bautizado como Bateau-Lavoir, porque realmente se parecía a una de las barcazas del Sena en que trabajan las lavanderas. Era un ruidoso y desvencijado edificio construido con maderas, cinc y sucios vidrios, del que sobresalían las chimeneas de las estufas. El caserón apenas tenía luz y solo disponía de una fuente para todos los inquilinos. En verano un verdadero horno; en invierno, un nevero. Allí pasaría el pintor malagueño sus primeros cinco años en París.

 

Y fue allí donde encontró a Fernande OIivier, que tenía su misma edad, 22 años, y unos hermosos ojos verdes que enseguida atrajeron al pintor. Bella, famosa entre los artistas por su holgazanería, corpulenta, era también una espléndida cocinera y tan buena administradora que conseguiría alimentar a Picasso y a sus amigos con solo dos francos diarios. Nunca quiso aceptar las proposiciones de matrimonio hechas por el pintor. Picasso, Fernande y un  numeroso grupo de amigos – españoles muchos de ellos- vivían una bohemia pobre, divertida y laboriosa, en una extraña comunidad artística. Empezó a ser conocido el grupo como ‘La Banda Picasso’.

 

Día a día en París y visita a España.

 

Cerca de la chamarilería de Montmartre en la que Picasso vendía, y también compraba cuadros, estaba el circo Medrano. La familiaridad con sus gentes fue un nuevo motivo de inspiración para el incansable pintor, en la transición de su época azul a la rosa. El personaje del arlequín se convertiría en el principal protagonista de sus cuadros. Payasos, acróbatas, caballos…. Todos los pobladores de aquel mundillo autónomo, convertidos en pintura, reflejan el sentimiento de felicidad y de sosiego que Pablo Picasso había encontrado en su amor por la bella Fernande. No se cansaría de retratarla nunca, como a sus otras mujeres. A pesar de las dificultades y estrecheces de la vida cotidiana, su vida junto a aquella mujer era un oasis de paz.

 

En el verano de 1909, Picasso no puede resistir por más tiempo sus deseos de regresar a España. Acompañado de Fernande y de sus bártulos de trabajo, toma el tren para Horta de San Juan, un pequeño pueblo de la provincia de Tarragona en donde había estado ya once años antes con Pallarés, otro pintor amigo. Antes de encerrarse en el pueblo, se detuvo unos días en Barcelona para presentar a Fernande a sus padres. Añoraba aquellas colinas que se levantaban sobre el Ebro, el sosiego del campo. Y deseaba también alejarse del ruido de París para pintar en soledad.

 

Vuelta a Francia y fin de la relación.

 

Cuando Pablo Picasso al final de aquel verano, regresó a París, después de sufrir las murmuraciones de los vecinos por sus relaciones con Fernande Olivier e incluso por la ‘rareza’ de sus cuadros, llevaba en su equipaje unos cuantos cuadros que eran ya el prólogo del cubismo. Muchos de ellos eran sorprendentes retratos de su inseparable compañera. Pero ya su relación personal empezaba a marchitarse.

Fernande Olivier

Retrato de Fernande Olivier realiizado por Piicasso

Picasso se estaba cansando de Fernande Olivier. Ya no existía el hambre que les unió. El empezaba a ser famoso. Y atravesaba una época en la que quería retirarse de la vida bohemia y asentarse con una chica atractiva y manejable. Aprovechó la oportunidad que le dio Fernande Olivier, que  tuvo una aventura amorosa (casi por una apuesta) con un joven pintor boloñés, Ubaldo Oppi, para comenzar una estrategia para deshacerse de ella. La oportunidad la encontró en una fiesta de ‘La Banda Picasso’ a la que acudió una mujer nueva que fascino a Picasso. Fernande Olivier venteó el peligro pero ya era tarde.

 

No te pierdas los secretos del centro histórico de Málaga con la visita guiada mejor valorada ¡Ven y disfruta con nosotros en nuestro Tour Gratis Málaga!

Resumen
Fernande Olivier, y las mujeres de Picasso. Parte 3
Nombre del artículo
Fernande Olivier, y las mujeres de Picasso. Parte 3
Descripción
«Soy Fernande Olivier. Su primera pareja. A principios del siglo XX. Estuve con él siete años de 1904 a 1911. Fui su compañera fiel en los años de pobreza cuando él no era nadie, pero no supe serlo en los años de prosperidad».
Autor
Editor
Tour Gratis Málaga
Imagen del artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reserva tu plaza

Ven a conocer Málaga con Tour Gratis

Sobre Tour Gratis Málaga

    • Tour Gratis Málaga es una marca de la empresa MálagaTurismo.ES

    •  Málaga, España

 

  •  Teléfono – WhatsApp: +34 692 533 955

  •   Email: info@malagaturismo.es

Síguenos en Facebook

Recomendado en TripAdvisor

Recomendado en TripAdvisor

© Copyright 2017 by TourGrastisMalaga.com - Made With In Málaga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies